Una promoción mal planificada puede arruinar la reputación online de una marca

entrada01_03

El consumidor es el rey, es el protagonista en cualquier acción de marketing que se realice. La era digital ha cambiado las reglas de juego. Internet y las redes sociales juegan un papel determinante en cualquier acción de marketing que se emprenda. Se ha alterado la relación entre las marcas y las personas.

Surge con fuerza un nuevo consumidor que pide honestidad y claridad a las marcas y no acepta engaños. Del consumidor pasivo e ingenuo de la época del marketing tradicional, al incrédulo y activo que actúa, protesta, se une con otros consumidores  y da su opinión.

Si en el mundo publicitario ya no vale contar cualquier cosa, en el mundo promocional hay que hacer las cosas muy bien para evitar una crisis que puede arruinar la reputación de una marca en muy poco tiempo.

La mala planificación de una acción promocional, un error en su gestión, un cambio de reglas a medio camino, dejar sin incentivo a participantes por falta de presupuesto asignado, comunicar de forma engañosa en qué consiste el premio o  no atender dudas reclamaciones incluso cuando es el consumidor el que no ha participado correctamente conforme a las bases legales de la promoción, provoca decepción, desconfianza y desengaño en el consumidor.

El consumidor no es tonto, reacciona, se une y  una vez que la crisis llega a las redes sociales avanza tan rápido que ya es muy difícil controlarla. Tener una buena reputación online es costoso, pero es una buena inversión porque revierte en crecimiento. Pero cuidado porque cuesta muy poco perderla y las consecuencias son muy negativas. Pueden arruinar una marca. Y aunque la reacción sea rápida e inmediata puede ser que ya no se llegue a tiempo,…

El gran reto de las marcas y los fabricantes es realizar las mejores acciones promocionales, las más rentables y eficaces de cara al cliente, pero sobretodo, las acciones en las que todo cabo suelto esté atado, que se cumpla lo que se diga, que se rija por lo establecido en las bases legales.

Hay 7  normas básicas que han de cumplirse en una promoción.

  1. Hacer una correcta estimación de las unidades/ volumen objetivo real de venta durante el periodo promocional.
  2. Comunicar la promoción, en el propio producto promocionado y si esto no es viable, ésta ha de estar lo más cerca del mismo durante todo el periodo promocional.
  3. Como consecuencia, el producto con comunicación promocional, debe estar en el lineal desde el mismo comienzo de la promoción y ha de desaparecer una vez finalizada.
  4. La comunicación  ha de ser clara, desde la primera lectura por parte del consumidor, antes de que  adquiera el producto. Ha de quedar bien claro el incentivo que se ofrece, las limitaciones del mismo, las fechas de la promoción y los requerimientos imprescindibles que se estipulen en las bases legales.
  5. Ofrecer incentivos/premios cuya mecánica de disfrute sea sencilla para el consumidor. Una vez que un consumidor gana un premio, éste ha de entregarse lo más rápido posible para que pueda disfrutar de él.
  6. Ofrecer un servicio de atención al participante accesible. Ha de ser tan fácil realizar  una consulta o una reclamación de una promoción, como participar. Aunque las instrucciones sean claras, siempre hay un % de participantes que tienen dudas a la hora de querer participar, por lo que siempre ha de haber un canal ágil en el que se le de contestación a sus dudas, así como a cualquier reclamación que pueda surgir.
  7. Las bases legales de la promoción deben seguirse al pie de la letra desde el comienzo hasta el fin, no se deben de hacer “excepciones”, ni cambiar las reglas del juego, ya que corren como la pólvora en las redes sociales y esto puede generar un caos totalmente incontrolable.

By PuroMarketing.

Anuncios

Un comentario en “Una promoción mal planificada puede arruinar la reputación online de una marca

  1. Realmente acertado, internet ha cambiado las reglas del juego, nos ha permitido tener voz y voto para todo, las empresas han de tener cuidado de lo que dicen, un error puede suponer una mala reputación, hoy en día ser sincero es la virtud más valorada, la crisis ha producido mucha desconfianza.
    Muchas felicidades por tu artículo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s